Si los consumidores desean reducir su exposición a emisiones de teléfonos móviles a pesar del asesoramiento científico que respalda la seguridad de los teléfonos que cumplen con las normas, hay algunas formas más eficaces de lograrlo que comprar un modelo de teléfono con bajo nivel SAR. Las autoridades y reguladores de salud independientes dicen que la mejor forma de reducir la exposición es limitar sus llamadas telefónicas o simplemente usar un dispositivo manos libres para mantener el teléfono alejado de la cabeza y el cuerpo.


LA FEDERAL COMMUNICATIONS COMMISSION DICE:

La Federal Communications Commission (FCC), el principal regulador en los EE.UU., aclara que, aunque las medidas SAR muestran cumplimiento con las máximas normas de exposición, no deben usarse para comparar la seguridad relativa de los terminales. La FCC publicó un documento informativo para consumidores, titulado 'No hay evidencia que vincule el uso de celulares con el riesgo de tumores cerebrales', también dio asesoramiento sobre la mejor forma de reducir la exposición:

Si bien la evidencia muestra un riesgo bajo o nulo de tumores cerebrales para usuarios de celulares de largo plazo, la FDA dice que las personas que desean reducir su exposición a RF pueden:

  • reducir la cantidad de tiempo de uso del celular
  • usar la modalidad altavoz o un auricular para mantener más distancia entre la cabeza y el celular


ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en su última nota descriptiva sobre teléfonos móviles y salud, confirma que las siguientes son formas efectivas en que los usuarios pueden reducir la exposición:

La potencia (y por lo tanto la exposición a radiofrecuencia de un usuario) cae rápidamente a mayor distancia del terminal. Una persona que usa un teléfono móvil a 30 o 40 cm de distancia del cuerpo -por ejemplo, cuando envía mensajes de texto, accede a internet, o usa un dispositivo "manos libres"- tendrá mucha menos exposición a campos de radiofrecuencia que alguien que mantiene el terminal junto a la cabeza.